ORACIONES MILAGROSAS

Amado Señor mío, aquí estoy ante su santa presencia

Para adorarte y glorificarte, eres lo más grande,

mi luz y mi salvación

Escucha esta oración poderosa que te digo con mucha

Fe, ven a mi Señor a calmar mi sed de ti.

Tu que todo lo ves y todo lo sabes, toma mi mano,

guíame por el sendero del amor, la paz y la tranquilidad.

Sé que siempre estas a mi lado, que nunca me abandonas, confió plenamente en ti, soy tu hijo.

Que tu amor prevalezca siempre en nuestros corazones,

danos mucha paz espiritual.

Padre Mío, en tus manos coloco mi vida, ya sabrá qué hacer con ella, porque solo usted es el que salva.

Eres mi guardián, nunca me dejes solo, ampárame, protégeme de las tentaciones.

Me arrodillo ante ti para rogarte

que no me desampares en estos momentos.

No permitas que el pecado y las perturbaciones me aparten de ti, has de mi un hombre nuevo, renovado en la fe.

Alivia mis angustias, ilumina mi mente, enséñame a perdonar para que así tú también puedas perdonarme.

OH- Padre Celestial, solo con amor soy quien soy,

te lo debo todo a ti mi Señor

Has de mi tu siervo, dame tu amor y guíame con tu luz

Nada tengo si tu no llenas mi vida de ti

Ilumina mi entendimiento, limpia mi alma y mi cuerpo,

Protégeme de todo mal y cuídame del enemigo

Fortalece mi fe, mi esperanza y mi amor hacia ti.

Dios Santo escucha mi oración, mis ruegos y suplicas

No permitas que me invadan las dudas.

Gracias por mantenerme vivo y protegido,

por darme tu bendición y llenar de misericordia

 cada día de mi vida

Dame la fuerza y fe que necesito para salir adelante,

 sin temor, con valentía, confiando en ti.

Tu eres mi salvador, eres mi guía, me enseñas el camino,

eres mi protector.

Ampárame del enemigo, de todo peligro,

 amenazas y malas influencias.

No permitas Señor que me hagan daño,

guía mis pasos por el camino correcto.

Tú me diste la vida y estoy muy agradecido

porque crecí en un hogar donde me enseñaron a amarte.

Hoy como todos los días, te agradezco profundamente

 por permitirme la dicha de seguir vivo.

En ti confió, te pido con humildad y respeto

 ayuda para superar esta situación que estoy pasando.

Tú lo sabes perfectamente, ya que tu todo lo sabes y todo lo ves, confió en que me ayudaras a tener una pronta solución.

Padre Mío, nunca me abandones,

 no me dejes solo, confía en este tu siervo Señor.

Amén.

¿Que son las Oraciones Milagrosas?

son las Oraciones que usamos para pedir en los momentos más difíciles, en momentos en que creemos que el mundo se va a derrumbar, que las probabilidades son muy bajas, en que sentimos que nuestras fuerzas flaquean, que la vida se nos pone pequeñita, momentos en que pensamos que las cosas no podrán mejorar, pero si ponemos toda nuestra fe en Dios, él nos va a ayudar.

Debemos lograr una verdadera conexión con Dios y ser muy honestos, sinceros y francos para que nos conceda la petición que le hemos hecho, como vemos es un arma que como cristianos tenemos para más que todo alejarnos del pecado y acercarnos más al camino de Dios. Son oraciones que van dirigidas exclusivamente a él, a nuestro padre celestial.

Es por eso que cuando te sientas triste, abrumado, melancólico e inseguro, que las fuerzas disminuyan, que todo se acabó, que no hay forma ni manera, busca en última instancia y aférrate firmemente a la oración que es el antídoto o medicina más eficaz que nos ayuda a estar en paz y comprender exactamente que en las manos de Dios podemos abandonarnos, sintiendo su compañía, entonces si nos conviene y es para nuestro bien, Dios nos ayudara a obtener lo que estamos pidiendo.

La Oración Milagrosa más eficaz es la que sale de tu corazón, donde le hablas de tus temores y miedos. Hay que ser muy sinceros y entender que no se quiere distraer su atención y cuando se es humilde y aceptas que Dios está por sobre todas las cosas y que él es nuestro dueño, nuestro guía.

Dios nos ama a todos sin distingo, como somos, solo nos pide que seamos testimonio vivo de su palabra, debemos hablarle de una manera sencilla, espontanea como nos salga del corazón.

Lo mínimo que podemos hacer es orar y buscarlo para no alejarnos de él, por nuestro bien hay que agradecer y reconocer el poder de Dios, reconocer su amor y su grandeza ya que para el todo es posible, él lo puede todo, no debemos caer en la desesperación hay que aprender a confiar en él y con fe verdadera pedirle por medio de la Oración Milagrosa.

En este sentido las oraciones son una vía de comunicación dirigida a Dios, a otros Santos, ángeles, en fin, es sentir que por medio de la palabra le hablamos con respeto a Dios, al Santo, al Arcángel al que le estemos rezando, las Oraciones Milagrosas sirven para pedir ayuda que se nos concederá por la gracia infinita de Dios.

La oración hace milagros

La Oración hace milagros y nos hace libres, la oración es hablar con Dios, conversar con Jesús, con el Espíritu Santo, con Nuestro Padre, con Nuestra Madre la Virgen María, con los Santos, en ese dialogo que entablamos debemos ser naturales, dando las gracias y pidiendo perdón por nuestros pecados o implorando lo que necesitamos, entonces la oración es algo tan humano y tan necesario como comer, como respirar, como amar, la oración es uno de esos bellos y útiles regalos que Dios nos ha dado y que no aprovechamos totalmente.

Debemos recordar que cuando una Oración Milagrosa se dice con mucha fe, con vehemencia, con sinceridad, con confianza, el resultado final será la fortaleza que Dios nos dé para superar los problemas, para aceptar sus designios, para acatar su voluntad, es por ello que la Oración nos ayuda a resistir las tentaciones, nos da fortalezas ante nuestras debilidades, la Oración permite al hombre sobreponerse al temor, aumentando nuestro valor para adaptarse a las pruebas que nos da la vida

La Oración no es solo expresar palabras de forma espontánea y esperar los resultados de acuerdo a lo solicitado, no eso no es, la Oración es la conexión entre nosotros los hombres y Dios, y en la medida en que lo hagamos con fe es que se facilita la conexión, solo así podemos hablar de milagros, hay que aprender a hablar con Dios, leer el evangelio, escuchar su palabra y sobretodo tratar de ser un poquito como el, parecernos en su forma de ser, es decir imitando el ejemplo.

Dios nos escucha a través de la oración y cuando la oración se reza para pedir algo en específico como, por ejemplo: para pedir la cura a una enfermedad, conseguir un trabajo, pedir protección para los hijos, en fin, debemos procurar establecer la conexión necesaria pidiendo con fe y sinceridad. Recordemos que Dios nos busca y podemos responderle a través del dialogo amoroso y sincero que establecemos con él y así aprender a percibir su presencia constante en nuestra vida.

En este orden de ideas podemos decir que la oración es un arma potentísima, que aleja al maligno y enfoca nuestra mente en Dios mediante un dialogo constante con él, el cual debe hacerse desde lo más profundo de nuestro corazón, con humildad, sin llamar la atención, con perseverancia, con mucha fe y es Dios quien tiene la última palabra mediante su voluntad, ya que es el quien decide si nos va a conceder lo que pedimos o no.

Debemos ser agradecidos, Dios nos quiere y nos ama, debemos estar en oración constante con él.

Además de toda la información sobre oraciones milagrosas, quizá te interese:

Peticiones de poder

Cuando tenemos una angustia o problema, sentimos que todas nuestras plegarias son urgentes, pero hay algunas que son más que otras, por eso cuando son momentos críticos y de urgencia hacemos oraciones milagrosas que nos ayudan a sentir esa paz y alivio que solo Dios puede darnos. Para fortalecer nuestra petición podemos también hacer una oración milagrosa a Santa Rita, ella una madre preocupada por sus hijos, siempre pendiente de su familia y con enorme fe que sufrió los estigmas de Jesús, podrá ayudarnos y nos hará sentir alivio en nuestra preocupación.

Si el milagro que tanto pedimos tiene que ver con enfermedades, debemos arrodillarnos ante el padre y hacer oraciones fuertes para clamar porque esa enfermedad desaparezca, sigue la petición al padre desde aquí: oracionenfermos.com. Además, debemos hacer una petición al espíritu santo, para que este nos escuche y salde nuestras preocupaciones y recibir la bendición de la Santísima Trinidad.

Bendiciones en el hogar

La familia que Dios nos regaló es una de las mayores bendiciones que tenemos, protegemos su bienestar con oraciones de milagro, pero también podemos orar a Santa Marta, ella es la patrona de los hogares, la que ayuda a mantener a las familias unidas en oración. Esta oración la podemos hacer al despertar que todos están en casa, hacer oraciones al despertar dará un día lleno de bendición, inicia este día de bendición con nosotros: oraciondelamanana.info.

Siempre seamos agradecidos por las bendiciones que Dios nos da en el hogar, en el trabajo, siempre tenemos algo por lo que estar agradecidos, o por el simple hecho de un día más de vida, oraciones al justo juez serán las indicadas para mostrar nuestra alegría y agradecimiento a su misericordia.

Quizá te interese:

  • Si queremos tener al ser amado a nuestro lado podemos hacer magia blanca para el amor, aunque estas deben ir en conjunto con oraciones bendecidas y Dios escuchará nuestro ruego.
  • Para pedir por cada miembro de nuestra familia, podemos hacer oración a San Cipriano para el amor, él concede los vínculos del amor e intercederá en nuestro nombre.
  • Para aquellas causas que sentimos son casi imposibles, no olvidemos acudir a San Judas Tadeo, el patrón de aquello que creemos no puede ocurrir.
  • Por las causas justas y urgentes, acudamos a San Expedito, su oración la podemos hacer juntos: oracionsanexpedito.net.

Imágenes de oraciones milagrosas

milagros-de-dios oraciones-de-milagro la-oracion-milagrosa oracion-milagrosa