Oración milagrosa a Dios padre

Padre Celestial, misericordioso, Señor con tu bondad infinita

Advertisement

Ayuda al pobre, al hambriento, al mendigo y a Todos aquellos

que no tienen que comer.

Advertisement

Ayuda a los enfermos, dales esperanza, fortaleza a los

desvalidos, ellos tienen sus corazones abiertos a ti.

Advertisement

Agradecido estoy Señor por tu gran generosidad hacia mí,

Por tu gran amor, por tu compañía, por tu protección,

Todo lo que soy te lo debo a ti Señor.

Señor Mío eres mi amigo, mi hermano, mi padre

Te amo, te respeto y te venero.

Condúceme Señor por el sendero de la luz, del amor

Y de la sabiduría.

Dios no nos descuides en este mundo tan depravado

No me desampares Señor, quédate siempre junto a mí.

Dios protégenos del peligro, aleja todo lo malo,

Retira de mi a las personas envidiosas, chismosas, toxicas

Y mal intencionadas.

Abro mi corazón, mi mente y mi alma para que reposes

en ellos y me transmitas toda tu energía Señor.

Padre Santo hay muchas injusticias en el mundo,

Amenazas de guerra por doquier, con tu poder has un milagro

para que bajen las tensiones y se fortalezca la paz,

queremos vivir en paz no en guerra.

Dios todopoderoso dale sabiduría a los mandatarios de los

países del mundo para que dejen la carrera armamentista

y piensen más en el bien de la humanidad.

Estamos al borde del colapso, la gente Señor se preocupa

solo por las cosas materiales, las cosas de Dios las dejan de lado.

Ilumina Señor sus mentes, están enfermas por el comunismo,

mándales mensajes para que tengan la oportunidad

de arrepentirse.

Padre Mío, ayuda a mis hijos a ser mejores cada día, a

Transitar por el camino del bien, que sean hombres justos, buenos

Y humildes.

Con tu infinito amor corrige mis fallas, ayúdame a ser mejor padre,

a ver, aceptar y reconocer mis errores y a educar a mis hijos

conforme a tu ley, a tu palabra mi Dios.

Alejame de malos pensamientos, de tentaciones, no permitas que

me deje llevar por el pecado.

Señor, tu que todo lo sabes ,que todo lo ves has que los hombres

 Y mujeres de la tierra nos veamos como hermanos,

Enterremos el hacha de la guerra y empecemos a luchar por un

mañana mejor para todos

Amen.

¿Para qué sirve y cuándo hacer una oración milagrosa?

La oración milagrosa la podemos hacer en cualquier momento que queramos, pero los momentos más específicos y justos podrían ser en aquellos que nos encontramos arrinconados, sin muchas oportunidades y a punto de tirar la toalla, Dios nos concederá ese gran milagro que necesitamos.

Como ya mencioné brevemente, ésta oración sirve cuando nos encontramos en grandes aprietos, como sabrás, Dios nunca nos defrauda ni nos deja de lado. Las oraciones milagrosas tienen algo especial, algo que las diferencia entre las demás, y es que están llenas de bendiciones y buena conexión con el Señor, por ello sirven tan bien cuando nos encontramos en una mal ocasión.

La oración y Dios

Dios nos da la oportunidad de ser sus hijos, por diferentes vías nos envía mensajes, vino a la tierra y se sacrificó por nosotros los pecadores, nos da la oportunidad de vivir conforme a sus mandamientos para así alcanzar sus promesas, es por ello que debemos estar siempre con Dios, conectados a él.

Debemos decir siempre una oración milagrosa a Dios con la cual le pedimos nos escuche, nos ayude a tener fortaleza ante las dificultades, fuerza para intentar superarlas y entendimiento para aceptar que en el mundo hay cosas que no podemos cambiar, que existe un principio y un fin, que el tiempo que pasamos en la tierra es corto, que estamos prestados, que cada uno de nosotros hemos venido a este mundo a cumplir una misión teniendo siempre en cuenta seguir las reglas de los sagrados sacramentos.

No debemos perder la oportunidad de estar cerca de Dios, de agradecerle por todas las cosas buenas que nos da, agradecerle infinitamente por darnos la vida, nuestras familias, hijos, por el hogar, por nuestro trabajo, por los buenos amigos que tenemos.

Si el hombre hablara más consigo mismo y elevara una plegaria al cielo todos los días, el mundo sería diferente, seriamos un planeta diferente, nuestra manera de pensar y de actuar nos llevaría a ser más humanos en nuestro paso por la vida.

Hay personas que van por la vida sin buscar a Dios, se les va la vida y no le dan importancia al contacto entre ellos y Dios, creen que con lo material lo tienen todo, piensan solo en el querer tener y no en el querer ser.

Debemos ser más humildes y menos materialistas, ayudar al prójimo en la medida de nuestras posibilidades. Hoy que vemos como el mundo se desgarra por lo material, por el tener, sin importar que camino nos lleve a la destrucción, que la ambición y la maldad corroe todo a nuestro alrededor, debemos suplicar a Dios para que nos permita ver nuestros errores y nos señale el camino a seguir.