Oraciones milagrosas para alejar el mal

En situaciones cuando sentimos que ha nuestros alrededor existen personas que nos afectan, Dios es el único que podrá socorrernos. En este punto lo mejor será pedir protección con las oraciones milagrosas para alejar el mal que hoy te presentaremos.

Advertisement

El maligno recurre a artimañas para tentarnos, incluso usa a personas de nuestro entorno para alejarnos del camino de Dios. Por ello, no debemos dudar en utilizar cualquiera de estas oraciones milagrosas. Pues es por medio de la intercesión de nuestros santos que podremos alejar a cualquier fuerza maligna o enemigo.

Nunca dudemos del poder que tiene la oración en nuestras vidas. Como cristianos, es la herramienta más segura de protección que podemos utilizar.

Advertisement

Las oraciones milagrosas para alejar el mal nos liberarán y limpiarán nuestros caminos de todo aquello que se haya confabulado en nuestra contra. Que de alguna forma nos limita en nuestras acciones y contraponen nuestros pensamientos.

Oración milagrosa para alejar el mal de mi hogar

Amado y poderoso Dios, tú que eres toda fuerza absoluta, capaz de derrotar al enemigo más fuerte, porque eres fuente de vida y esperanza.

Advertisement

Hoy vengo suplicante a tus pies y te pido que no apartes tu mirada de mi hogar. Aleja de él toda fuerza negativa que quiera instaurarse y corromper su armonía.

Glorificado seas mi amado Rey porque solo tú podrás salvar mi hogar de cualquier maldad que le aceche. Por tu infinita misericordia lograré vencer a los enemigos terrenales o místicos que quieran atacarle.

Gracias Señor mío por siempre estar en mi vida. Por proteger mi hogar con tu milagroso amor y tu misericordia, porque solo tú eres poder y majestad.

A ti toda mi devoción y mi alabanza, pues me glorifico en tu divinidad para salvación mía y de mi hogar, y de quienes moramos en ella en tu santísimo y preciosísimo nombre. Amén.

Oración milagrosa para alejar el mal de mis hijos

¡Oh! Mi Señor Jesús, tú que fuiste el hijo amado de Dios y de tu Santísima Madre María, por quien todo cuanto tenemos fue hecho.

Hoy me dirijo a ti convencido de que serás en mi vida y la de mis hijos, el escudo protector que necesitan para alejar cualquier fuerza enemiga. Todo aquello que desee corromper sus vidas, almas y corazones.

Escucha mi Jesús estas súplicas que te dirijo, pues solo de ti lograré la paz y tranquilidad que necesito. Contigo puedo ser el faro que dirija las bendiciones que de ti provienen a mi descendencia.

Solo tú, mi insigne Jesús podrás darles a mis hijos el milagro de tu protección que viene de lo alto. Y con la ayuda del Espíritu Santo, resplandecer en sus vidas para que la maldad del mundo no les alcance.

Gracias te doy por escuchar mi ruego y por nunca apartar tu mirada de este siervo que jamás dejará de amarte, y de sus hijos que también son los tuyos. Amén.

Oración milagrosa para alejar el mal

Poderoso y amado Jesucristo, tú que venciste la muerte y al cabo de tres te presentaste frente a tus apóstoles para anunciarles las buenas nuevas de tu ascensión.

Hoy te pido seas faro en mi vida y así como cuidaste a cada uno de tus siervos, cuides de mí cada día de mis vida.

Tú que conoces los males que acechan al hombre y de la maldad que hay en algunos corazones, no permitas que la oscuridad golpee mi vida.

Protégeme Señor de todo aquel que quiera dañarme con fuerzas oscuras o terrenales y se la antorcha que limpie su corazón en tinieblas.

Concédeme Señor el milagro de tu protección y que envuelto en tu manto sagrado nada pueda afectarme ni desviar mi vida de tu sagrado amor.

Gracias Jesucristo de mi corazón porque solo de ti me vendrán todas las bendiciones que requiero para que la maldad no toque mi vida. Amén.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario