Oraciones poderosas y milagrosas

Oh – Padre mío, vengo a ti en este

Advertisement

momento afligido y muy triste, desconcertado

estoy atravesando una situación muy difícil

Advertisement

necesito de tu apoyo para que me des claridad,

ver con objetividad y así encontrar una pronta

Advertisement

solución a mi problema.

Ilumina mi mente para tomar buenas decisiones

Ayúdame a encontrar solución a este problema,

Para ti señor no hay nada imposible.

Aparta de mi camino todo lo pecaminoso,

No permitas que se aleje de mi la paz espiritual,

Con tu poderosa ayuda me será posible controlar esta situación.

Amen

Hay que tener fe en las oraciones poderosas y milagrosas para casos difíciles dirigidas a nuestro padre celestial. Sentir de corazón la confianza en que nuestro problema se solucionará, la oración nos lleva a un acercamiento con Dios para que nos ayude.

No hay nada imposible en la vida para nuestro Señor, debemos tener fe en que las cosas pueden tener un buen final cuando hay intervención divina, uno durante el día nombra a Dios varias veces. ¿Por qué?, Porque él está presente en cada instante de nuestras vidas, es nuestro amigo, nuestro mejor amigo, nuestro guía, nuestro maestro y nuestro padre y a él le confiamos todo lo que hacemos y pensamos.

Oración Poderosa y Milagrosa para curar a un enfermo

Oh- Padre Celestial, vengo a ti de rodillas a pedirte

con fervor tu milagrosa y poderosa intervención

para que (nombre de la persona) se pueda sanar y salvar.

(nombre de la persona) desde un tiempo

para acá ha sentido debilidad, con muy pocas fuerzas

para caminar, le duele todo el cuerpo y ya casi no

puede hablar ni respirar bien.

Dios mío ayúdanos a encontrar un médico especialista

Que nos diga cuál es la enfermedad que padece.

Pero tu Padre, eres el mejor médico, tu lo puedes

Sanar y salvar.

Tengo toda mi fe cifrada en ti mi Señor,

Pon tus bellas manos sobre su cuerpo para que

Lo sanes de una vez,

Para ti Señor no hay nada imposible,

(nombre de la persona) es tu fiel devoto, creyente

Y practicante.

Esta joven todavía, tiene un bello hogar, sus hijos

 están pequeños y requieren de su presencia,

has un milagro para que ( nombre de la persona)

se sane y vuelva a su vida normal.

Amen.

¿Dios esta con todos los enfermos?

Tener un familiar enfermo, un hijo, el padre, la madre, un amigo muy cercano o incluso uno mismo es fatal, hay emociones encontradas, a veces no sabemos ni que debemos hacer, nos angustiamos, incluso llegamos a decir improperios, malas palabras por la misma situación que estamos viviendo.

Es en estos momentos cuando más necesitamos a Dios todopoderoso, el que todo lo puede, permitirá con su poder la curación de los enfermos, nos ayudara a encontrar la calma necesaria para nuestro espíritu y nuestra alma, nos ayudara a controlar la angustia, nos ayudara a ver cuál es el camino a seguir para encontrar la solución, le pedimos al Señor a través de la oración porque él está allí, con los enfermos, con los que más lo necesitan y además manda a sus ángeles a que nos cuiden y protejan.

Dios esta con todos los enfermos lo que pasa es que algunos al encontrarse en esa situación se apartan de el y confían solo en los tratamientos médicos, dejando se lado la ayuda espiritual.

Si evocamos a Dios con fe, con amor, con ternura el nos va a brindar su apoyo espiritual de inmediato, el no está viendo estratos sociales , color de piel, el solo ve nuestras necesidades y si le pedimos su ayuda nos la proporciona.

Dios tiene la cura para los enfermos, solo debemos tener fe y hacer una oración poderosa y milagrosa para que todos los enfermos reciban la gracia de Dios, Nuestro Señor.

La oración no es incompatible con el dinero ni el dinero con la oración.

El dinero como instrumento de pago desde la antigüedad ha sido uno de los usos que más se le ha dado. Hoy día es el dinero plástico quien tiene el privilegio de mover las relaciones comerciales.

Un hogar, una familia y hasta uno mismo necesita dinero para todo, es el medio de intercambio en las relaciones de compra – venta y para tener dinero hay que trabajar, hay que producir, si no se trabaja no hay dinero en una sociedad, llámese esta capitalista o socialista.

Ahora bien, esta es la visión materialista del dinero, pero y la parte mística, el apoyo que uno como ser humano pide para que Dios nos ayude a conseguir más dinero, porque tenemos necesidades insatisfechas, el dinero no nos cae del cielo, Dios nos abre los caminos para que nosotros con nuestra fuerza de trabajo consigamos “algo más”, esforzándonos también por hacer las cosas bien, evitando ser flojos, quedándonos en casa descansando plácidamente bajo el aire acondicionado.

Las cosas se consiguen con trabajo, con fe, con la ayuda y el amor de Dios y con la confianza de que el siempre estará a nuestro lado dándonos su protección, solo debemos pedirle con fe y también pedirle a nuestro glorioso y valiente San Miguel Arcángel.